lunes, 18 de enero de 2016

CÓMO PREPARTE EL EXAMEN DELF B1 DE FRANCÉS


El DELF es un diploma de estudios en lengua francesa que expide el Ministerio de Educación francés. Y es reconocido internacionalmente.
Los niveles del DELF van desde los básicos A1 y A2 a los intermedios B1 y B2. Para obtener los niveles C1 y C2 habría que examinarse de un DALF, es decir, un diploma avanzado de estudios franceses.

Hoy día, tener un título oficial que te reconozca, como mínimo, un nivel B1 en algún idioma es un requisito fundamental que necesitas o vas a necesitar para muchas situaciones: conseguir un Grado, entrar en un Máster, sumar puntos en algunas oposiciones…  Por no hablar de que un curriculum sin idiomas es como una ensalada sin aliño: eso no hay quién se lo coma. O lo que es lo mismo: a ningún futuro jefe le gusta.

Hace unos años me presenté y aprobé, bien sûr, al examen DELF B1. Y hoy he decidido recordar mi experiencia y explicarte cómo me lo preparé yo, por si te sirviera de ayuda.

Evidentemente, para prepararte un DELF puedes apuntarte a una academia de idiomas unos meses. Pero si no tienes tiempo, dinero o ganas de ir a unas clases, o si eres de los que, como yo, somos muy autodidactas y preferimos intentarlo por libre, este artículo te va a resultar de gran ayuda.

A continuación, te dejo los pasos que yo seguí y que te aconsejo para prepararte el DELF.

1-  El primer e indispensable paso es estudiar gramática. Sí, lo sé, es tedioso. Solo de pensarlo a uno se le quitan las ganas, pero si no tenemos una base mínima no habrá por dónde empezar.

Libros de francés de nuestra época de instituto o bachillerato solemos tener todos por casa, basta con que les echemos un vistazo y nos hagamos algunos esquemas muy básicos. No obstante, si te tuviera que recomendar algunos serían los C’est la vie 1 (nivel A2) y C’est la vie 2 (nivel B1) de Santillana. De hecho, son los que usan muchos profesores de francés.

Otra opción muy buena sería dejarte caer por blogs para aprender francés. En este caso te recomiendo el blog FRANCHUTEANDO CON URSS. Sus entradas son muy amenas y divertidas y sus explicaciones muy sencillas.

2-    Empieza a informarte y familiarizarte con la estructura del examen al que te vas a presentar. Este paso es muy importante porque, sepas más o menos francés, la única forma que tienes de demostrarlo es pasar ese examen. De nada te sirve conocer la gramática al dedillo si luego no eres capaz de llevarla al ejercicio práctico en el que te evalúan.

El examen DELF, como la mayoría de los exámenes de idiomas, se divide en cuatro partes:

 -Comprensión oral
 -Comprensión escrita
 -Producción oral
 -Producción escrita

El examen se evalúa sobre 100 puntos y cada parte vale 25 puntos. Para aprobar este examen, a diferencia del de Cambridge, por ejemplo, basta con que saques un 50 puntos —que supondría un 5—, pero debes de sacar al menos 5 puntos en cada parte.

En internet puedes encontrar muchos ejemplos de exámenes. Yo te dejo aquí el enlace a un pdf con examen para que ya puedas irlo mirando, si lo necesitas.

3-       Una vez conozcas la estructura del examen, llega el momento de que te hagas con un libro específico para prepararte el DELF. Estos libros suelen traer ejercicios típicos de los que te vas a encontrar en el examen. Y no te saltes este paso pues cuanto más hayas practicado, menos nervios y margen de sorpresa tendrás cuando estés haciendo el examen.

Yo practiqué con el libro de ejercicios para el DELF de la editorial CLE.


4-     Ahora ya toca prepararse cada parte a fondo. La comprensión y la producción oral suelen ser las partes más difíciles o a las que más solemos temer cuando nos presentamos al examen.

Para la comprensión oral, es fundamental que repitas, varias veces, los ejercicios de comprensión oral del libro preparatorio, todos suelen traer un CD. Cuando ya te hayas escuchado el CD de arriba abajo tantas veces que te lo sepas de memoria tienes que seguir haciendo el oído. Y con internet lo tienes fácil.

·          Puedes escuchar canciones. Sé que todo el mundo te recomendará lo mismo pero es que realmente funciona. No hay cosa que se quede más en la memoria que una canción y cuanto más tonta, más pegadiza se vuelve.
Por ejemplo, cuando quieras aprender los partitivos y el vocabulario sobre la comida, no tienes más que escuchar la canción “Les cornichons” de Nino Ferrer.



O cuando estés estudiando los adjetivos y la comparación tienes la canción “Le téléphone” del mismo cantante.


Si quieres canciones más actuales cuyas letras también te puedan ayudar a memorizar frases, vocabulario y estructura te dejo algunas.

“Elle me dit” de Mika es de mis preferidas.


Y esta otra es más reciente.

Podría enlazarte montones de canciones muy buenas para aprender francés —de hecho, si quieres más recomendaciones puedes pedírmelo en los comentarios— pero no puedo terminar este apartado sin dos canciones muy significativas para mí.

Una es la mítica “Quelqu'un m'a dit” de Carla Bruni. Debo reconocer que esta canción en un momento friki de mi vida llegué a memorizarla, una que es así…

Y otra canción de la que difícilmente me olvidaré fue la primera canción que me hicieron aprender cuando tenía 12 años en clase de francés. En aquella época el “Moi Lolita” de Alizée era uno de los éxitos del momento.


·   Otro consejo que habrás escuchado mucho a la hora de prepararte un idioma es ver series subtituladas. En inglés suele ser más fácil porque en internet puedes encontrar muchísimas, pero en francés es algo más complicado.
No obstante, algo que a mí me suele funcionar cuando aprendo un idioma es comenzar viendo dibujos animados para niños y ya de ahí ir aumentando el nivel. Por lo menos para hacer el oído al vocabulario y frases cotidianas.

Que no te dé vergüenza empezar con Peppa Pig. Yo nunca oculto que esta  cerdita, un poco repelente, me ha ayudado mucho a hacer el oído en otros idiomas.

Aunque si quieres dibujos animados franceses tienes a Le Petit Nicolás 




·          En cuanto a películas te diría que no pierdas la oportunidad de ver “Il y a longtemps que je t’aime”, además de ser una película precisa la vas a poder seguir fácilmente porque hablan despacio. Te dejo el tráiler.

Por supuesto, también deberías ver un clásico como es “Cyrano de Bergerac”.



A decir verdad, a los que nos gusta Gérard Depardieu (como actor) tenemos un gran filón de títulos, otra cosa es que algunas de sus películas nos resulten un poco más difíciles de entender en versión original. Por decirte dos, te resaltaría “Germinal” y “El conde de Montecristo”.


5-     La parte más temida y con diferencia es la del examen oral, o lo que es lo mismo, la producción oral.

Yo he pasado, también, por un examen de Cambridge para certificar mi inglés y la verdad es que esta parte es bastante diferente en el DELF a la de los exámenes de Cambridge.

En el examen de Cambridge para el inglés el examen oral lo haces junto con otro compañero que te toque aquel día, y en algunas partes del examen debéis interactuar. Mientras que en el DELF el examen oral se hace individualmente. No obstante, en una de las partes debes interactuar con tu examinador. Con uno de ellos, porque durante el examen hay dos examinadores escuchándote.

La producción oral se compone de tres partes. Una primera parte genérica en la que te presentas y hablas de tu trabajo, aficiones, estudios…

La diferencia que yo veo con el examen de Cambridge es que en ese te hacen una primera pregunta introductoria que respondes en pocas frases y luego ellos ya te siguen haciendo otras preguntas sobre tus aficiones al azar. Mientras que en el examen DELF tienes que responder de forma más detallada a esa primera presentación.

En ambos exámenes, supuestamente, la primera parte es una entrevista dirigida, sin embargo mi experiencia personal fue esa. O será que en francés me explayé más contando cosas. Supongo que uno de los objetivos de los examinadores es intentar introducirte temas si te quedas callado.

Sea como sea, te recomiendo que esta parte la lleves preparada pero que ensayes frente al espejo cómo contestar de la manera más natural posible, que casi parezca que estás improvisando —aunque nadie se va a creer eso—. No sueltes una parrafada rápidamente porque queda muy cantoso.

También ten cuidado en lo que dices acerca de tus aficiones. Te cuento mi experiencia. Yo me preparé un texto maravilloso, o al menos eso pensaba yo, presentándome y en él contaba que me gustaba leer y escribir. Y de todos mis libros favoritos se me ocurría mencionar a La fiesta del Chivo, de Vargas Llosa. Me dio por ahí, oye. Podría haber elegido cualquier otro libro con una temática más fácil de explicar en otro idioma. Pero me dio un pálpito o algo así. El caso es que durante el examen oral, mientras hablaba con una naturalidad de lo más impostada, una de las examinadoras me interrumpió para decirme que, casualmente, también era su libro preferido y preguntarme por la novela. Supongo que no me defendí muy mal porque el examen lo pasé, pero, por si acaso, en exámenes posteriores siempre he evitado dar datos demasiado concretos. Mejor prevenir…

Luego hay una segunda parte que consiste en un ejercicio de interacción. Ahí tienes que hablar con el examinador de un tema y, generalmente, defender una postura. A mí me tocó fingir que la examinadora era mi profesora y yo intentaba hablar con ella para pedirle que, por favor, me pusiera menos deberes.

Y la tercera y última parte consiste en que te dan un texto sobre un tema y tienes unos minutos para leerlo y preparar una pequeña exposición sobre el tema. Luego el examinador te puede hacer también preguntas.

Un dato a tener en cuenta es que este examen no hay descripciones de fotografías como en el examen de inglés de Cambridge.

Esta parte es, sin duda, la más complicada de preparar por libre sin ir a una academia y sin tener con quién hablar para practicar. Mi único consejo es que entrenes mucho el oído previamente y que luego ensayes hablando frente al espejo o a los peluches, si es que los tienes, de tu habitación. Yo, como soy alérgica a los ácaros, le hablaba al a pared. Es cuestión de recursos.

6-    La comprensión escrita me resultó muy fácil. Puedes ver el tipo de preguntas que hacen en el ejemplo de examen que te he dejado o en el libro que te compres con actividades para el DELF.
Para esta parte lo único que te puedo aconsejar es que leas mucho y traduzcas cuantos textos puedas.  Yo leía periódicos en francés como LE MONDE http://www.lemonde.fr/
Podrías leer libros, claro está, pero yo apostaría más por entrenarme leyendo artículos que es lo que te va a caer en el examen.

7-     La producción escrita. Esta parte no la puedes dejar. Puede uno pensar que si ya ha leído mucho sabrá escribir llegado el momento. Sin embargo, no es así. Hay que pararse a escribir muchas cartas y textos. Suelen pedirte un ensayo o carta sobre un tema. Así que habrás de practicar con los temas típicos de otros exámenes o de los libros preparatorios. He aquí otra diferencia significativa con otros exámenes como el de Cambridge y es que el texto que piden es bastante más largo, entre 160 y 180 palabras y sin opción a elegir. En Cambridge piden un texto corto de unas 45 palabras y otro de 100, mientras que en el DELF solo uno largo. Cada examen tiene sus ventajas y desventajas, según se miren.

8-   El último consejo para prepararte el examen DELF B1 que te voy a dar es el que te daría para prepararte cualquier otro idioma: obsesiónate con el idioma que estás estudiando hasta el día del examen. Mientras estés preparándote el examen, o por lo menos las semanas previas al mismo, intenta que todo lo que veas y escuches sea en francés y todo lo que hables también. Vale, no puedes obligar a la gente que vive contigo a que se preparen tu examen también. Pero puedes intentar dejar de ver las series y las chorradas que sueles ver durante un tiempo y cambiarlas por contenido audiovisual francés.

Si, como yo, eres muy asiduo a perder el tiempo viendo vídeos en youtube, cambia tus youtubers españoles o latinoamericanos por youtubers franceses. Como Cyprien.

Y en cuanto a lo de hablar, no intentes hablar en francés a cualquiera —a menos que estés en Francia— si no quieres que te terminen odiando. Lo ideal sería que te buscaras algún bar en los que se hacen intercambios con gente de otros países. O que acoses a algún amigo que conozcas y que sepas que se defiende en francés. Para eso están los amigos, además de para tomar copas y compartir penurias.

Et voilà. Llegados a este punto… C’est tout!

Confío en que pongas en práctica estos consejos para prepararte el DELF B1. Seguro te van a funcionar. Y, si es así, no dejes de contármelo.


 Bonne chance!

NOTA ACTUALIZADA EN JULIO DE 2017

Si habéis llegado hasta aquí leyendo es porque de verdad estáis interesados en obtener el DELF B1. Reconozco que por motivos personales tengo este blog algo más abandonado desde hace un tiempo, pero al comprobar que esta entrada  y la de Cómo aprender inglés en 7 días recibe a diario tantas visitas, me pregunto si no sería bueno sacar tiempo de donde no lo tengo para seguir actualizando esta sección y dar algunos consejos más para aprender ambos idiomas y mi experiencia con los examenes oficiales. Eso sí, debéis tener en cuenta que no soy filóloga ni inglesa ni francesa y que mi aprendizaje con los idiomas ha sido, principalmente, autodidáctico siempre. 

También me gustaría saber cuál es vuestra experiencia, qué trucos utilizáis vosotros, cómo habéis llegado a esta entrada, si os han servido mis consejos, qué tal en vuestros examenes... No sé, lo que se os ocurra. Podéis contármelo en los comentarios. Os leeré con gusto y quizá retome esta sección, si os sirve de ayuda.


13 comentarios:

  1. Muchas gracias por recomendar mi blog! :) Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  2. De nada, un lujo!! Les va a ayudar mucho dejarse caer por tu blog cuando estén estudiando ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola. Me presento al b1 de francés en dos semanas. Quería decirte que me han sido de gran ayuda tus consejos, pues me presento por libre. Ahora mismo estoy saturada y necesito priorizar. Para empezar me voy a descargar las canciones de NINO FERRER. Las escucharé por el móvil. Gracias una vez más.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra mucho haberte servido de ayuda, Julita. Te deseo mucha suerte en el examen. Es normal que a tan poca distancia de la "temida fecha", estés saturada y todo se te haga un mundo. Pero es cuestión de organizarse, intentar hacer haciendo el oído y practicar. Ya verás como no resulta tan difícil. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  5. Un lujo de explicación! Muchisimas gracias!!! Lo recomendare a todos!

    ResponderEliminar
  6. Voy a empezar ahora a prepararme y me has dado unos pasos a seguir muy interesantes, que me van a ayudar a enfrentarme a todo. Muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que esta entrada siga sirviendo de ayuda a todos los que os preparáis el DELF y que os toméis la molestia de escribidme un comentario. ¡Mucho ánimo y mucha suerte a todos! =)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por los consejos :)

    Teniendo ya un C1 en otros dos idiomas (supuestamente dicen que los nuevos idiomas se van aprendiendo más fácilmente) y partiendo casi de 0, ¿qué nivel crees que podría alcanzar en 6 meses, dándole caña TODOS los días? Me gustaría poder presentarme al B2, pero quizá sea demasiado... ambicioso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Hola!! Si no me he enterado mal el libro Delf b1 de la editorial CLE es de ayuda para preparar el examen. Pero me puedes recomendar algún libro específico de vocabulario mínimo que se debe poseer? Gracias!

    ResponderEliminar
  10. Hola, María. Lo primero gracias por pasarte por mi blog =) En cuanto a tu pregunta, sí, el CLE es un libro para preparar ejercicios típicos del examen una vez has estudiado previamente algo de gramática y de vocabulario. Cualquier libro de gramática nivel b1 (como el C'est la vie 2 que te recomiendo) suele traer listas de verbos y vocabulario. No obstante, lo que yo solía hacer era elaborarme mis propias listas de vocabulario por temática. Hay muchas páginas en internet con listas de vocabulario para el nivel B1.
    ¡Ánimo con la preparación del examen!

    ResponderEliminar
  11. Oh la la la la tengo el DELF en 5 días!! Me ha ayudado este post. :)

    ResponderEliminar
  12. Me alegra saber que aún os sigue ayudando este post =)

    ResponderEliminar
  13. Buenas noches! Justo ahora acabo de encontrar este post rebuscando un poco en internet para unos cuantos consejillos. Empecé en este mes de noviembre con una profesora a prepararme para presentarme al b1 en febrero... Estoy un poco con miedecillo porque no sé si llegará a darme tiempo, puesto que me cuesta muchísimo hacer el oído al idioma.. pero tú post tiene incluso ese toque de motivación que a veces hace falta :)
    Muchas gracias por tus consejos! :)

    ResponderEliminar

Comentar es gratis. Y mi respuesta también.
Deja huella de tu paso por aquí y me harás la mar de feliz.